Mi carrito
Telf: 938 638 065
Seleccionar tienda
Odontología
Búsqueda

LIDOCAÍNA 2% Epinefrina Normon (rojo)

Ref.: 617118
Marca: Normon
22.33 22,33 €
Cajas de 100 viales de 1,8 ml en blíster.
Cantidad:
LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON Solución inyectable EFG
COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA
Cada ml contiene:
Lidocaína (D.C.I.) clorhidrato .......... 20,0000 mg
Epinefrina (D.C.I.) (bitartrato) .......... 0,0125 mg
Excipientes: Ver apartado 6.1.
FORMA FARMACÉUTICA
Solución inyectable en ampollas cilíndricas de 1,8 ml.
DATOS CLÍNICOS
1. Indicaciones terapéuticas
LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA está indicada en anestesia local dental, por infiltración o bloqueo
troncular.
2. Posología y forma de administración
La dosis a administrar varía en función del área que tiene que ser anestesiada, de la vascularización de los tejidos y de la técnica anestésica a utilizar. La administración debe realizarse lentamente.
En todos los casos debe emplearse más baja que produzca la respuesta En niños, ancianos, pacientes debilitados y en pacientes con enfermedades cardíacas y/o hepáticas las dosis deben ser reducidas, de acuerdo con la edad y su estado físico.
En infiltraciones o anestesia terminal es generalmente suficiente la administración de 1 ml de LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON. En anestesia troncular, la dosis será de 1,5 a 2 ml.
La dosis máxima en 24 horas es de 500 mg de lidocaína, no debiendo exceder en ningún caso de 7 mg/kg de peso corporal en adultos.
No se ingerirán alimentos hasta restablecida la sensibilidad.
3. Contraindicaciones
LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON está contraindicada en los siguientes casos:
- Hipersensibilidad a anestésicos locales tipo amida, a epinefrina o a cualquier componente de la formulación.
- Debido a que contiene epinefrina, está contraindicado en pacientes con taquicardia paroxística, arritmia absoluta con frecuencia cardíaca rápida o glaucoma de ángulo estrecho.
- La inyección intravenosa está contraindicada.
4. Advertencias y precauciones especiales de empleo
Debido a que los anestésicos locales tipo amida se metabolizan en el hígado, LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON debe administrarse con precaución a pacientes con enfermedad hepática. Los pacientes que padezcan enfermedad hepática severa, presentan riesgo de desarrollar concentraciones plasmáticas tóxicas de lidocaína debido a su incapacidad de metabolizar los anestésicos locales.
Se debe tener precaución en pacientes con enfermedad renal, debido a que se puede acumular el anestésico o sus metabolitos. La acidosis y una concentración reducida de proteínas plasmáticas pueden aumentar el riesgo de toxicidad sistémica.
Se debe tener precaución en pacientes que estén recibiendo inhibidores de la monoaminooxidasa
(IMAO), antidepresivos tricíclicos o fenotiacinas. Asimismo, se administrará con precaución a pacientes en tratamiento con beta-bloqueantes no cardioselectivos, debido al riesgo de precipitación de crisis hipertensivas y bradicardia severa.

Se debe tener precaución en pacientes con alteración cardiovascular debido a su menor capacidad para compensar la prolongación de la conducción aurículo-ventricular producida por los anestésicos locales. LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON deberá emplearse con precaución en pacientes con lesiones miocárdicas, hipertensión, arritmias ventriculares, hipertiroidismo, arterioesclerosis, pacientes con insuficiencia cerebral, tirotoxicosis, diabetes, etc.
Los anestésicos locales pueden contribuir al desarrollo de hipertermia maligna en el caso de que se requiera anestesia general suplementaria.
Se debe tener precaución en personas con sensibilidad a fármacos, especialmente a los anestésicos u otros componentes químicamente relacionados.
Después de la administración de LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON, no se ingerirán alimentos hasta que no se haya restablecido la sensibilidad.
Cuando se use cualquier anestésico local deben encontrarse oxígeno, equipos y medicamentos de
reanimación a disposición inmediata.
La inyección en una zona inflamada o infectada, debe evitarse ya que puede modificarse el pH en el lugar de la aplicación y modificar así el efecto anestésico.
Advertencias sobre excipientes:
Este medicamento contiene metabisulfito sódico (E-223) como excipiente por lo que puede causar reacciones de tipo alérgico incluyendo reacciones anafilácticas y broncoespasmo en pacientes susceptibles, especialmente en aquéllos con historial asmático o alérgico.
Se informa a los deportistas que LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON contiene un componente que puede establecer un resultado analítico de control de dopaje como positivo.
5. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción
El efecto vasodepresor de los vasoconstrictores de tipo simpaticomimético (p. ej. epinefrina) puede verse intensificado por los antidepresivos tricíclicos o por los inhibidores de la MAO (monoaminooxidasa). Interacciones de este tipo han sido descritas para concentraciones de 1/25.000 de norepinefrina y 1/80.000 de epinefrina como vasoconstrictores. Aunque las concentraciones de epinefrina de LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON, son sensiblemente inferiores, se recomienda considerar
la posibilidad de una interacción de este tipo. Puede producir hipertensión prolongada severa.
Las fenotiacinas y butirofenonas pueden reducir o revertir el efecto vasopresor de epinefrina. Por lo tanto, debe evitarse la administración concomitante de epinefrina con estos fármacos. Si fuera necesario un tratamiento conjunto, se debería realizar monitorización cuidadosa del paciente.
No debe administrarse a pacientes en tratamiento con beta-bloqueantes no- cardioselectivos (propanolol), debido al riesgo de precipitación de crisis hipertensivas y bradicardia severa.
El uso simultáneo con medicamentos que producen depresión del SNC, incluyendo aquellos que se usan normalmente como suplemento de la anestesia local, puede dar lugar a efectos depresores aditivos, por lo que se recomienda prestar atención a la dosificación de cada fármaco.
Los anestésicos locales pueden liberar iones de metales pesados de soluciones desinfectantes que los contienen. Se deben tomar medidas preventivas si se usan estas soluciones para desinfectar las membranas mucosas antes de la administración del anestésico, ya que los iones liberados pueden producir una gran irritación local, hinchazón y edema.
El uso simultáneo de bloqueantes beta-adrenérgicos con lidocaína puede hacer más lento el metabolismo de la lidocaína, debido al menor flujo de sangre hepático, lo que da lugar a que aumente el riesgo de toxicidad por lidocaína.
La cimetidina puede inhibir el metabolismo hepático de la lidocaína, lo que conduce a un aumento del riesgo de toxicidad por lidocaína.
La inhibición de la transmisión neuronal que producen los anestésicos locales puede potenciar o prolongar la acción de los bloqueantes neuromusculares si se absorben rápidamente grandes cantidades de anestésicos.
La inyección intramuscular de lidocaína puede resultar en un incremento de los niveles de fosfoquinasa. Por lo tanto, la determinación de este enzima como diagnóstico de la presencia de infarto agudo de miocardio, puede estar comprometido por la inyección intramuscular de lidocaína.
6. Embarazo y lactancia
No se dispone de datos clínicos de lidocaína sobre mujeres embarazadas. Los estudios en animales no indican directa o indirectamente efectos nocivos con respecto al embarazo, desarrollo embrionario/fetal, parto o desarrollo postnatal. Deberá tenerse precaución cuando se prescriba a mujeres
embarazadas.
La lidocaína se excreta en pequeñas cantidades con la leche leche materna tras la administración parenteral. Aunque se desconocen las posibles consecuencias en el lactante, el potencial de efectos adversos parece ser bajo.
7. Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria
Aunque no son de prever efectos sobre la capacidad para conducir vehículos, el odontólogo debe decidir en qué momento el paciente es capaz de volver a o manejar maquinaria.
8. Reacciones adversas
Los efectos adversos de lidocaína son, en general, infrecuentes aunque moderadamente importantes. El perfil toxicológico de este fármaco es similar al del resto de anestésicos locales tipo amida, aunque de forma menos acentuada, y los efectos aparecen con menos frecuencia. En la mayor parte de los casos, los efectos adversos están relacionados con la dosis, y pueden resultar de niveles
plasmáticos altos originados por una dosis alta, por una absorción rápida o por una inyección accidental
intravascular, o también pueden resultar de una hipersensibilidad, idiosincrasia o una tolerancia del
paciente disminuida en parte. Los efectos adversos más característicos son:
Comunes (>1/100, <1/10): excitación, agitación, mareos, tinnitus, visión borrosa, náuseas, vómitos, temblores y convulsiones. El entumecimiento de la lengua y de la región perioral pueden ser un primer síntoma de la toxicidad sistémica. Después de la excitación puede aparecer depresión con somnolencia, depresión respiratoria y coma, incluso con depresión miocárdica, hipotensión, bradicardia,
arritmia y parada cardíaca.
Muy raras (<1/10.000): reacciones alérgicas (urticaria, reacción anafilactoide), metahemoglobinemia.
Otras reacciones adversas provocadas por epinefrina (taquicardia, trastornos del ritmo cardíaco,
aumento de la tensión arterial), son extremadamente raras a concentraciones tan bajas como las de
LIDOCAÍNA 2% - EPINEFRINA NORMON.
9. Sobredosificación
Al igual que otros anestésicos locales, debido a una excesiva dosificación, una rápida absorción o a
la inadvertida inyección intravascular, pueden presentarse síntomas de intoxicación en forma de complicaciones respiratorias, circulatorias y convulsiones.
Para los trastornos respiratorios, asegurar y mantener abierta una vía aérea, administrar oxígeno e instaurar respiración controlada o asistida si es necesario. En algunos pacientes, puede ser necesaria la intubación endotraqueal. Para la depresión circulatoria, se recomienda administrar un vasoconstrictor (preferiblemente efedrina) y fluidos intravenosos. Para las crisis convulsivas, si las convulsiones no responden a la respiración asistida, se recomienda administrar una benzodiazepina como diazepam (a incrementos de 2,5 mg) o un barbitúrico de acción ultracorta, como tiopental o tiamilal (a incrementos de 50 a 100 mg) por vía intravenosa cada 2 ó 3 minutos. Hay que tener presente que en estas circunstancias,
especialmente los barbitúricos, pueden producir depresión circulatoria cuando se administran por vía intravenosa. También se recomienda administrar un bloqueante neuromuscular para disminuir las manifestaciones musculares de las crisis convulsivas persistentes. Cuando se administran estos fármacos es obligatorio utilizar respiración artificial.
PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
1. Propiedades farmacodinámicas
Lidocaína es un anestésico local tipo amida, perteneciente al grupo farmacoterapéutico N01B (anestésicos locales, excluidos dermatológicos).
Mecanismo de acción:
Lidocaína bloquea tanto la iniciación como la conducción de los impulsos nerviosos al disminuir la permeabilidad de la membrana neuronal a los iones. Esto estabiliza reversiblemente la membrana e inhibe la fase de despolarización, lo que interrumpe la prolongación del potencial de acción y consecuentemente, bloquea la conducción.
Las acciones sobre el sistema nervioso central pueden producir estimulación y/o depresión. Las acciones sobre el sistema cardiovascular pueden producir depresión de la excitabilidad y de la conducción cardíaca, y con la mayoría de los anestésicos locales, vasodilatadores periféricos.

El vasoconstrictor epinefrina, actúa como coadyuvante del anestésico local. El vasoconstrictor epinefrina actúa sobre los receptores alfa-adrenérgicos para producir vasoconstricción, disminuyendo así el flujo de sangre en el lugar de la inyección. La isquemia provocada permite que el anestésico local permanezca más tiempo en el lugar de acción, disminuye la concentración sérica máxima y el riesgo de toxicidad sistémica y aumenta la frecuencia de bloqueos totales de la conducción con concentraciones
bajas de anestésico local.
2. Propiedades farmacocinéticas
Lidocaína se absorbe completamente después de la administración parenteral. La velocidad de absorción depende de varios factores como el lugar y la vía de administración, de la dosis total administrada y de la presencia o ausencia de vasoconstrictor.
Las soluciones de lidocaína tienen un tiempo de latencia de 1 a 3 minutos, una duración de la anestesia pulpar de 90 minutos y de 3,5 horas en tejidos blandos.
La unión a proteínas plasmáticas es moderada. Atraviesa la barrera hematoencefálica y placentaria presumiblemente por difusión pasiva.
La Lidocaína se metaboliza rápidamente en el hígado y los metabolitos y el fármaco inalterado se excretan por riñón. La biotransformación incluye N-dealquilación oxidativa, hidroxilación del anillo, división del enlace amida y conjugación. La N-dealquilación, principal ruta de biotransformación, da lugar a metabolitos monoetilglicinaxilidida y glicinaxilidida. Las acciones farmacológicas y toxicológicas de estos metabolitos son similares, pero menos potentes que las de lidocaína.
Aproximadamente el 90% de la dosis de lidocaína administrada se excreta en forma de varios metabolitos y menos del 10% de forma inalterada. El principal metabolito en orina es un conjugado de 4-hidroxi-2,6-dimetilanilina.
La semivida de eliminación de lidocaína es de 1,5 a 1,8 horas en adultos y de 3 horas en neonatos.
3. Datos preclínicos sobre seguridad
La DL50 oral de lidocaína clorhidrato en ratas alimentadas es 459 (346 – 773) mg/kg (en forma de sal) y 214 (159–324) mg/kg (en forma de sal) en ratas en ayuno.
No se han llevado a cabo estudios con lidocaína en animales para evaluar el potencial mutagénico, cancerígeno o los efectos sobre la fertilidad.
Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando en este sitio, usted acepta el uso de cookies. Encuentre más información aquí.
x
Diseño web eccIT